Sólo distinguiendo entre forma musical y género musical podremos hacer justicia a la realidad del género; La habanera: entre el género y la forma





".. con el objetivo de aumentar el nivel de comprensión del fenómeno musical que la habanera representa ACTUALMENTE, sin entrar en" los orígenes " ni tampoco en "la historia" de la misma, sino en el estado de hoy, el siglo 21 .. ",

a modo de lección magistral de alguien que sabe, tengo el gusto de publicar un artículo de Albert Sanjurjo, del grupo Cant de Taverna, que deja sin lugar a la duda cuando intentamos definir la habanera como género. Es importante saber en donde nos movemos para poder tratarse en la forma que se merece.

Digno de incluir esto en la mejor Wikipedia.
Lean:

La habanera: entre el género y la forma.

Después de una revisión cuidadosa con ocasión de las diferentes soluciones adoptadas para referirse a la habanera como género musical, parece que no hay consenso en aceptar una única definición que satisfaga todos los usos. Por tanto, a fin de aclarar qué entendemos por habanera, debe repensarse y tratar de articular una nueva definición que los enmarque y comprenda.

A menudo, cuando usamos el término habanera como género musical lo estamos haciendo desde su acepción en tanto que forma musical.
De hecho, el motivo por el cual encontramos opiniones tan dispersas en torno a qué es y qué no es habanera es consecuencia de la asimilación de los conceptos forma musical y género musical.
Hay que evitar, por tanto, transferir características propias de género-como volición artística- a características propias de forma como ritmo, compás o tempo.

Puede parecer sorprendente, pero una habanera no es sólo una composición escrita en compás 2 / 4, tempo moderado, figuración rítmica de corchea con punto / semicorchea / corchea / corchea y en dos secciones (una primera en modalidad menor y una segunda en modalidad mayor ), como proponen las definiciones formales.
De ninguna manera, en términos de género, no podemos aceptar esta definición. Sin duda, contiene elementos válidos y definitorios, pero en caso de aceptarse plenamente deberíamos admitir que el himno nacional francés, por ejemplo, interpretado a partir de estas premisas formales también es una habanera.

Como género, la habanera no es ni un ritmo, un tempo, un compás ... en términos de género la habanera es, además, una obra escrita con voluntad artística. Es decir, una composición escrita con voluntad de ser habanera y concebida como habanera.

Puede resultar obvio, pero este matiz la distingue de una mera adaptación formal, como el caso del himno nacional francés. Así, quedan excluidas de esta definición las obras carentes de voluntad artística, es decir, las obras no concebidas en términos de habanera. Por lo tanto, las primeras composiciones escritas en forma de habanera, no son habaneras en sentido de género.

Lo que se denomina primeras habaneras no son sino composiciones genéricamente incluidas en los grupos danza o canción, tal como indican y prevén sus compositores. Es cierto, sin embargo, que plantean y desarrollan una serie de estructuras musicales que, con el tiempo, se convertirán en forma musical y, con más tiempo, aún, en género musical.

Hoy, por tanto, cuando hablamos de la habanera como género musical, debemos hablar de composición musical que, conscientemente, gravita en torno a la forma musical de habanera. Es importante, aquí, hacer notar el uso de "conscientemente" y "gravita en torno a la forma musical de habanera" para entender la verdadera dimensión de la habanera como género musical. Una vez presentados estos dos conceptos básicos-conciencia y gravitación en tanto que relación de atracción-, podemos definir, ya, habanera como composición musical sometida, por decisión del compositor, a la atracción ejercida por la forma musical de habanera.

Por decirlo así, habanera es aquella composición musical el creador de la cual se ha querido basar en la forma musical de habanera, ya sea fielmente, superficialmente o conceptualmente.

Finalmente, sirva como símil el binomio género humano - forma humana: si un hombre le ponemos una nariz de caballo no decimos que es un caballo sino un hombre con nariz de caballo, y si a un hombre le amputó una pierna no decimos que deja de ser un hombre por haber perdido la pierna; decimos que es un hombre mutilado. Análogamente, si dotamos el himno nacional francés de algún atributo propio de la forma habanera no digamos que el himno nacional francés es una habanera sino un himno dotado de algún atributo propio de la forma habanera, y si alteramos el ritmo de una habanera no digamos que deja de ser una habanera porque le hemos alterado el ritmo, digamos que es una habanera con el ritmo alterado.

Sólo distinguiendo entre forma musical y género musical podremos hacer justicia a la realidad del género.

Albert Sanjurjo Vidal

L'Havanera en català
Blog de La Habanera en catalán

HABAPUBLI
Publicidad gratuita para artistas y grupos

Habacompo

Recibe por correo electrónico todas las entradas de HABACOMPO

Anota tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

CHAT DE HABACOMPO


Comenta lo que desees y ofréceme sugerencias: