De la importancia de la informática en la música

Estimados lectores:

El trabajo de enseñar y aprender nuevas canciones es laborioso. El hecho de tener que enseñar y aprender cada voz -primero la música, después la letra voz por voz- por separado, para después juntarlas al cabo de un mes o más, pulir la interpretación cuando aún no se sabe la letra hasta el punto de poder prescindir de la hoja dónde está escrita, lo cual redunda en una falta de concentración para la interpretación, es un trabajo largo y con resultados a veces, las más, no tan satisfactorios como sería deseable.
Existe la solución ideal, contrastada a lo largo de años de experiencia, que elimina todo ese tedio y aligera en peso y tiempo la labor de aprendizaje de piezas nuevas:

LA INFORMÁTICA.

Los editores de partituras ofrecen las herramientas ideales para llevar a cabo perfectamente los arreglos, emisión de particelas para cada voz y cada instrumento y, lo más importante, la posibilidad de escuchar lo escrito, de manera que cada cuerda puede aprender sus notas sin necesidad de que el director dedique ese esfuerzo tan notable a enseñar solfeando la música a cada una de las voces.

El abanico de ventajas radica en:

- Por parte del director, puede dedicar todo el empeño en elaborar una partitura acorde con las características de sus cantantes y músicos, entregar su parte a cada uno y que se la estudien a fondo para seguidamente ponerla en común (la lástima es que no todos los cantantes saben solfeo) dedicando ya el tiempo útil al pulido de la interpretación y la cohesión. Una cosa que funciona muy bien es que los músicos trabajen por su cuenta hasta que las voces están lo bastante preparadas para unirlo todo en ese momento; la cantidad de tiempo que se ahorra es muy sustancial y del utilizado, el 90% lo ha sido en el trabajo vocal, parte más importante de una canción.

- Por parte de los cantantes, aparte de los ensayos, tienen la posibilidad de estudiar exhaustivamente su parte y darse cuenta de cómo ésta interviene en el total de la partitura, escuchar el resultado final incluyendo la música y poder así mejorar su participación personal, pues sabrán entender mucho mejor la dirección musical de la pieza y el objetivo del director.

- Por parte de los músicos, se les brinda la posibilidad de aprender rápida y cómodamente su parte, también como integrante del total, viendo de inmediato el carácter de la pieza y posibilitándoles la opción de improvisar y mejorar los solos y acompañamientos con todo ese tiempo de margen hasta que se ensaye con las voces.

Resumiendo, toda la labor que desde antaño ha venido haciendo el director musical de un grupo, se ve ahora aliviada y compensada con creces a nivel de resultados generales con la utilización de los editores de partituras. Los hay gratis en Internet.

¡Salud!

L'Havanera en català
Blog de La Habanera en catalán

HABAPUBLI
Publicidad gratuita para artistas y grupos

Habacompo

Recibe por correo electrónico todas las entradas de HABACOMPO

Anota tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

CHAT DE HABACOMPO


Comenta lo que desees y ofréceme sugerencias: